Go to content

La historia de éxito de MEYLE: de exportadores a fabricantes

Desde la fundación de la empresa en 1958 ha llovido mucho: desde nuestros inicios como exportadores, nos hemos convertido en fabricantes con centros de producción propios y hemos desarrollado nuestra propia marca: MEYLE. Las piezas MEYLE se pueden encontrar en cualquier taller del mundo, concretamente, en 120 países repartidos por los cinco continentes. No hemos dejado de crecer durante 60 años: nuestra empresa unipersonal ha dado paso a una mediana empresa con una plantilla de casi 500 personas solo en la central de Hamburgo.

El sector automovilístico y el ámbito de la movilidad eléctrica han acompañado al fundador de la empresa desde su infancia: hace más de 100 años, su abuelo, Karl Louis Gaertner, ya se encargaba del accionamiento eléctrico de carruajes y de la construcción de vehículos. El propio Wulf Gaertner fue un apasionado piloto de carreras en Sudamérica que afrontó el reto de conseguir piezas de repuesto de alta calidad para su coche de carreras; finalmente, las adquirió en Alemania y, de ese modo, puso la primera piedra del comercio de exportación.

A la exportación de piezas le siguió la adquisición de la marca MEYLE en 1995 y, unos años más tarde, la inauguración de sus propios centros de producción, en los que se siguen fabricando piezas de suspensión y dirección, así como piezas de caucho y metal. Tras el lanzamiento de la línea de producto MEYLE-HD a principios de los 2000, la fundación de MEYLE AG y la nueva imagen comercial con el eslogan EL MEJOR AMIGO DEL CONDUCTOR en 2016 también marcaron hitos importantes en la historia de MEYLE.

Más temas

Boletín

El Boletín MEYLE: Noticias de productos, fechas y muchos más – ¡suscríbase ahora!

La App MEYLE

Todo lo referente a repuestos MEYLE – gratis en Smartphones y Tablets.

Fechas de ferias

¿En qué feria se podría informar sobre MEYLE?